Requisitos para volar con niños

A la hora de emprender un viaje con niños toda precaución es poca a la hora de llevar en orden toda la documentación como tarjeta sanitaria, tarjeta sanitaria europea si salimos de España…, libro de familia,, DNI… los documentos normalmente los tenemos a mano excepto el DNI si no lo hemos hecho o la tarjeta sanitaria europea si no la habíamos solicitado antes. Pues bien, a la hora de subirse a un avión, además de tener toda nuestra documentación en orden debemos  conocer cuáles son los requisitos que cada compañía y, en nuestro caso, la aerolínea que escojamos para comprar nuestros billetes de avión, exige para subir a bordo con menores. Veamos primero que es lo que dice AENA sobre menores acompañados «Si viajas con niños menores de 14 años, ten en cuenta las siguientes recomendaciones: Los niños menores de 14 años acompañados por sus padres pueden viajar por territorio español sin documentación. No obstante, algunas compañías piden el Libro de Familia siguiendo sus normas internas. Te recomendamos que consultes con la compañía aérea para confirmar qué documentación te pedirán. A partir de los 14 años, los menores deben llevar la misma documentación que los pasajeros adultos. Para viajar fuera de España, los menores -incluidos los bebés- necesitarán el DNI en vuelos comunitarios (zona Schengen) y el pasaporte (y el visado si el país de destino lo requiere) para vuelos internacionales y comunitarios no Schengen. Si el menor viaja acompañado por otros adultos, sobre todo fuera del territorio español, es recomendable que lleve una autorización firmada por los padres. La mayoría de las compañías disponen de servicios especiales de...

Quedarse en tierra por tu culpa

  Es posible perder  un avión, por culpa de un atasco de tráfico, un imprevisto, por dormirse… hay muchas causas para que no lleguemos a nuestra cita, pero sí es por una negligencia tuya y encima evitable pues  duele más y el enfado es mayor todavía, aunque de entrada descargamos  nuestra ira en la compañía aérea. Como fue el caso al principio. A finales de verano mi cuñada, su marido y su hija pequeña vinieron a vernos a Valencia unos días. Manuela no tendría ni un año, nueves meses si mal no recuerdo. El vuelo de Santiago a Valencia con Ryanair fue normal, sin problemas, pasamos juntos unos días estupendos y como todo lo bueno  se acaba… tocaba volver. Mi familia se quedó en casa y yo cogí el coche para llevarles al aeropuerto. Salimos con tiempo, porque cuando viajas con niños siempre hay más imprevistos. Así que llegamos con bastante antelación, aparcamos y les acompañé hasta el mostrador de facturación.  Cuando entregaron sus documentos  y las tarjetas de embarque la azafata nos dejó a todos helados. Manuela no podía volar. El motivo, no tenía un DNI y el Libro de familia no era una garantía para identificarla. Mi cuñada alegó que ya habían hecho el viaje de ida sin ningún problema y que no les habían pedido documentación de la pequeña. La azafata se desentendió y le dijo que era normas de la compañía y que al comprar los billetes ya lo sabía. ( En aquellos años, hablamos de principios de siglo, no tenías que introducir un DNI para reservar el billete, pero sí que te advertían de...

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It on Pinterest