Disneyland París, cómo sobrevivir

Disneyland París, cómo sobrevivir

Disneyland París. Sobreviví, lo confieso. Y lo que empezó como una pesadilla del tipo no quiero viajar con todo cerrado y con agenda, socorro las colas y vaya sablazo terminó con un: VOLVEREMOS en mayúsculas.

Es un viaje único, especial, meditado con mucha antelación y seguro que inolvidable. Vamos a daros unos consejos desde la experiencia vivida en unos días de abril que no olvidaremos gracias a Disneyland .

PAQUETE CERRADO O POR LIBRE

Buena pregunta. La respuesta, tú mismo. Depende del espíritu aventurero o de lo cómodo que sea el viajero.

Hay vuelos baratos y directos que se pueden contratar por internet. Los traslados usas el transporte público y escoges un hotel con desayuno. Si echas cuentas te ahorrarás unos euros.

Si optas por el “sin sorpresas” busca una agencia de viajes con garantías y cierra vuelo con hotel y desayuno.

El traslado a Disneyland lo puedes hacer con un autobús que sale desde el aeropuerto y te lleva al parque. Son rojos, se ven a la legua y salen cada 45 minutos. No habrá que esperar mucho.

Si eres de los cómodos de “a mí que me lo den todo hecho”, contrata el traslado. Un minibús o un monovolumen te recoge a la salida del aeropuerto y en poco más de media hora te dejan en la puerta del hotel.

Viajar con niños a parques temáticos

Acceso de entrada a Eurodisney París

HOTEL DISNEY O FUERA

Disney por supuesto. No nos pagan comisión pero veamos las razones. Hay siete hoteles Disney en el parque Disneyland. De diferentes precios y calidades. La ventaja de estos alojamientos es que puedes ir andando en 0,  10, 15 ó 20 min o coger el autobús gratuito que los recorre. Tarda cinco minutos y no paran. Van y vienen de los hoteles al parque durante todo el día. Al llegar al parque tienen paradas con el nombre del hotel. Para volver esperas en esa parada y a descansar.

Por alojarte en ellos, tienes acceso al parque dos horas antes que el resto de los visitantes.  Además cuentan con zona designada con personajes que firman autógrafos y se hacen fotos.

comer en eurodisney

Plaza en el parque

PENSION COMPLETA O MEDIA PENSIÓN

Ni la una ni la otra. Hotel con desayuno. Además según el hotel y si  el desayuno es bueno, te bajas la mochila a desayunar y cargas para el almuerzo y hasta para la comida. En el parque Disneyland en los controles de accesos nadie dice nada, puedes entrar comida y en los hoteles el personal directamente hace la vista gorda.

En el parque hay puestos de comida rápida, perritos, botes de macarrones que te calientan al instante…, un menú con bebida son 9 euros.  Para una urgencia, pase.

Y para beber lo mejor es llevarte una cantimplora, o usar botellas de plástico. Hay fuentes por todas partes para beber y por supuesto para rellenar la botella. Evitas colas para comprar un agua y te ahorras un dinero.

Lo de la pensión para comer tiene su historia. En los paquetes te ofertan tres tipos de pensión. Me explico, puedes contratar media pensión (vale tanto para comida como para cena)  o completa, pero en función de lo que pagues accedes a determinados restaurantes.  Premium, plus y Premium plus. Si contratas la pensión superior puedes comer en todos los restaurantes, la intermedia te permite acceder a 14 restaurantes y la inferior sólo a ocho.

Pero la pensión tiene trampa. Un ejemplo, nosotros contratamos la intermedia. Dos adultos y un niño. Coste 75 euros los tres. En un restaurante  te preguntan si llevas tiquetes y te sacan la carta específica. Te ofrecen un entrante, un plato y un postre, más bebida sin alcohol. Pedimos entrante, plato y postre, más dos cervezas que sabíamos que teníamos que pagar aparte. Baratas no son, entre 4 y 6 euros por cerveza…, vamos que a los 75 euros de los tiquetes sumábamos otro diez euros de bebida.

Cuando fuimos a pagar no nos aceptaron los tiquetes, por tener la banda magnética rota. (Eso lo explicaremos después). Dije que ya hablaría con el hotel y que me trajera la cuenta. Cuál fue nuestra sorpresa al ver que la factura subía a 54 euros, cervezas incluidas. Si echamos cuentas nos estaban timando 30 euros. Vamos que 30 euros en dos comidas, por cuatro o cinco días. Son casi 300 euros. LO DICHO NI MEDIA NI COMPLETA, A LA CARTA.

Viajar con niños a parques temáticos

La pareja más famosa del parque.

CÓMO RESERVAR

Es muy fácil, lleves contratada la pensión o no. En tu mismo hotel o en puntos de información del parque, puedes reservar. Dices restaurante, hora, número de comensales y nombre. Te imprimen un papelito y cuando llegues, te sientas y a disfrutar.

MANU MILITARI

Imagínate que llegas a un pueblo con 5000 mil habitantes. Pues eso es un hotel Disneyland. Son enormes complejos que funcionan como un reloj. Y para ello están organizados. Nada más llegar haces tu primera cola, para hacer el check-in. Te lo dan todo, la llave de la habitación y te ofrecen los horarios de los desayunos de todos los días. Te los dan en una tarjetita y hasta te ofrecen hacer uno en un restaurante del parque.

Ya está, no más agobios. Lo de las comidas y cenas a tu ritmo. Si lo tienes claro, reserva en el hotel restaurante, hora y hasta día, merece la pena. Basta con hacerlo a diario.

COMIDA CON PERSONAJES

Hay que decidirlo casi antes de llegar. En algunas agencias te ofrecen contratarlo con el hotel y el vuelo. Puedes hacerlo in situ en el mismo Disneyland, pero corres el riesgo de que no haya plazas a la hora y el día que deseas.

Comer con personajes sale más caro, pero tiene sus ventajas.  Llegas al restaurante y Cenicienta te recibe en la puerta, foto con ella, y durante toda la comida Blancanieves, Tiana…, los personajes se acercan a tu mesa y hablan contigo. Admiten fotos con tu cámara y el idioma no es problema. Los hablan todos, o casi todos. Es la magia de Disneyland.

Un pequeño esfuerzo merece la pena. Degustas cocina francesa, pero te ofrecerán, a traición, una carpetita muy mona enmarcada con fotos de tus retoños con la anfitriona, Cenicienta. Son 25 euros, pero merece la pena y cómo luchar con la traición, si la carpeta la dejan casi en las manos de tus hijos.

De todos modos si llevas unos días habrás descubierto que en el universo mágico hay un fallo. Hay personajes por el parque de Disneyland en puntos señalados, haces la cola, esperas el autógrafo y la foto y de repente Goofy coge y se va. Se larga, sin más y deja una escena poco Disney con niños llorando boli y libro de autógrafos en mano. (Es un trabajador, pero podían tener la previsión de poner otro al instante).

Por ello, esa comida con personajes es una buena forma de que tus hijos tengan contacto directo y tranquilo con los personajes. Y si han sufrido la desagradable experiencia de ver cómo Pluto les dejaba sin más, seguro que tras la comida con personajes ni se acuerdan.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Pin It on Pinterest

Share This